BLOGS DE INSTITUTOS
    Instituto de Internacional Privado  
    Instituto de Niñez y Adolescencia  
    Instituto Virtual Derecho Penal y Politica Criminal  
    Instituto de Derecho Procesal Penal  
    Comisión de Discapacidad  
    Comisión de Cuestiones Penitenciarias  
    Instituto de Derecho Administrativo  
    Instituto de Derecho Informático  
    Instituto de Derecho Procesal Civil  
    Instituto de Investigación  
 
LINKS DE INTERES
 
 
 
 
 
 
 
 
02/05/2016
Seguro obligatorio de automotores: La licencia vencida no es oponible a la víctima
La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil confirmó la sentencia que hizo extensiva la condena a la aseguradora, quien había planteado como excepción que a la fecha del accidente de tránsito la licencia de conducir de la demandada estaba vencida. El Tribunal destacó que cuando el seguro es obligatorio, “la aseguradora no puede oponer al dañado las cláusulas contractuales de exclusión porque la ley ha tutelado un interés superior que es, precisamente, en materia de accidentes de tránsito, la reparación del daño a terceros…”. TEXTO COMPLETO DEL FALLO
 

Así lo resolvió la Sala H, el 23 de marzo pasado, en los autos  “KERLAKIAN, JAQUELINA JACINTA C/ GRELA, SILVIA ALEJANDRA Y OTROS S/ DAÑOS Y PERJUICIOS”.

En primera instancia se condenó a la demandada a resarcir a la actora, condena que alcanza a Caja de Seguros S.A. ya que se desestimó la defensa opuesta por la compañía con sustento en que la licencia de conducir de la demandada estaba vencida.

Quedó firme que el 17 de septiembre del 2010, aproximadamente a las 10,00 hs., la actora se encontraba detenida con su Volkswagen Suran en el semáforo de la Avenida del Libertador y Olleros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Tampoco se niega que en ese momento la demandada, que iba en un Chrysler Neón, la embistió desde atrás, y que el impacto desplazó al Volkswagen Suran hacia delante haciendo que colisione con una camioneta Honda CRV que se encontraba al frente. Finalmente, se encuentra fuera de discusión que en esa fecha el registro de conducir de la demandada estaba vencido.

Apelan las partes y, en la Alzada, el vocal preopinante fue el Dr. Kiper, quien comenzó por señalar que “atendiendo a la fecha en que tuvo lugar el accidente, resulta de aplicación lo establecido en la normativa contenida en el Código Civil, hoy derogado, en virtud de lo dispuesto en el art. 7 del Código Civil y Comercial de la Nación, actualmente vigente, sin perjuicio de señalar, claro está, que a idéntica solución se arribaría aplicando las normas pertinentes de este último cuerpo legal.” (la negrita es nuestra)

Seguidamente, el camarista se ocupa del agravio de la citada en garantía, respecto del límite de cobertura.

Al respecto, el Dr. Kiper recordó que sobre la falta de licencia de conducir y la defensa interpuesta por la citada en garantíaya me he expedido al emitir mi voto en los autos “Moguilevsky, Jacobo c. Beltrán, Marta Susana y otro”, del 3 de diciembre del 2007.

En dicha ocasión me adherí al criterio sentado por la Sala L en cuanto a que la falta de la licencia para conducir es una cuestión administrativa de importancia y que en determinados casos puede vincularse con una actitud de infracción reglamentaria, pero que no excluye la cobertura de la compañía aseguradora (CNCiv., sala L, 23/9/1996, Giuliani, Mario y otro v. Khafif, Issac y otros, JA 1998-IV, síntesis).” (la negrita es nuestra)

Añadió el magistrado que “constituye principio recibido en el derecho de seguros que en caso de duda acerca de la extensión del riesgo debe estarse por la obligación del asegurador, habida cuenta de que es quien se encuentra en mejores condiciones para fijar precisamente y de manera indubitada la extensión clara de sus obligaciones, sin que pueda pretender crear en el espíritu del tomador la falsa creencia de una garantía inexistente (CNCom., sala C, 17/05/1984, Bourre, Jorge c/Arco Iris Coop. de Seguros Ltda.).

Cuando el seguro es obligatorio, como es el caso de los automotores (art. 68, ley 24.449), la aseguradora no puede oponer al dañado las cláusulas contractuales de exclusión porque la ley ha tutelado un interés superior que es, precisamente, en materia de accidentes de tránsito, la reparación del daño a terceros (Ghersi, Carlos, Contrato de seguro, Astrea, 2007, ps. 239/40).” (la negrita es nuestra)

Siendo compartido este criterio, se decidió confirmar esta parte de la sentencia apelada. Además, se hizo lugar a algunos de los agravios de la actora, elevándose la indemnización por incapacidad psicofísica sobreviniente a $80.000, y la de daño moral a $30.000, disponiéndose además que todos los intereses se calculen conforme la tasa activa cartera general (préstamos) nominal anual vencida a treinta días del Banco de la Nación Argentina desde la fecha del hecho y hasta su efectivo pago.

 

Dr. Jorge Oscar Rossi

 

Abogado (U.B.A.). Director del Boletín Jurídico del Colegio de Abogados de Morón. Profesor Titular de la asignatura Régimen Jurídico de los Consumidores y Usuarios y Adjunto de Obligaciones Civiles y Comerciales, Contratos Civiles y Comerciales y Derechos Reales en la Universidad Abierta Interamericana. Autor de “Responsabilidad Civil & Daños”, de Ediciones D&D, año 2009

 
Archivos Adjuntos:

DESCARGUE EL FALLO COMPLETO (FUENTE: www.cij.gov.ar)

 
 
 
CAM - Colegio de Abogados de Morón   
 
Bartolomé Mitre 964  •  Morón  •  4629-0404 •  info@camoron.org.ar