BLOGS DE INSTITUTOS
    Instituto de Internacional Privado  
    Instituto de Niñez y Adolescencia  
    Instituto Virtual Derecho Penal y Politica Criminal  
    Instituto de Derecho Procesal Penal  
    Comisión de Discapacidad  
    Comisión de Cuestiones Penitenciarias  
    Instituto de Derecho Administrativo  
    Instituto de Derecho Informático  
    Instituto de Derecho Procesal Civil  
    Instituto de Investigación  
 
LINKS DE INTERES
 
 
 
 
 
 
 
 
29/02/2016
Obligaciones de dar moneda extranjera y Nuevo Código: Si se acordó el pago en dólares, hay que pagar en dólares
La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil consideró que las disposiciones del Código Civil y Comercial no se aplican a los créditos exigibles antes de su vigencia y las normas supletorias tampoco se aplican a los contratos celebrados durante la vigencia del Código derogado, que se encuentren en curso de ejecución. En consecuencia, confirmó la sentencia hizo lugar a la demanda que perseguía el cobro de una deuda en dólares y rechazó la consignación intentada por el demandado. TEXTO COMPLETO DEL FALLO
 

Así lo resolvió la Sala H, en los autos  “DESARROLLADORA TERRAVISTA S.A. C/ VERNA, EMILIANO SANDRO S/DAÑOS Y PERJUICIOS”. 

El 27 de octubre de 2009 la actora le vendió al demandado un lote identificado como Nº 22 del emprendimiento conocido como Barrio Cerrado Terravista, en forma conjunta con una “Acción” ordinaria escritural clase B la cual resulta inescindible con la titularidad del lote, todo ello en virtud de las características propias del emprendimiento y de acuerdo a la Ley 8912 de la Provincia de Buenos Aires. Sobre el referido lote el demandado ya ha construido una vivienda unifamiliar.

La operación se realizó en el precio de U$S 133.900, dejándose expresamente aclarado en la cláusula V que la moneda de pago era la determinada. Puntualmente se estableció en la cláusula V.2 que si por cualquier causa ajena al comprador este éste se viere imposibilitado de efectuar el pago en dólares estadounidenses billetes, deberá entregar a la vendedora la cantidad de pesos en cantidad necesaria para adquirir los dólares billetes adeudados en el Mercado Libre de Cambios o de no existir este para adquirir cualquier título público en dólares estadounidenses, a opción de aquella, que negociando en el mercado financiero de Montevideo o de Nueva York, a opción de la vendedora, permitan con su producido neto obtener los dólares estadounidenses adeudados utilizando al efecto la información que publiquen los diarios Ámbito Financiero, El Cronista Comercial o La Nación, a opción de la vendedora. Finalmente en la cláusula V.3 las partes voluntariamente se apartaron y renunciaron a invocar la teoría de la imprevisión.

Transcurridos 14 meses, el demandado no pagó, y solicitó un plazo de espera, por lo que se suscribió el convenio del 17 de agosto de 2011, que tampoco fue cumplido.

La sentencia de  primera instancia hizo lugar a la demanda que perseguía el cobro de una deuda en dólares y rechazó la consignación intentada por el demandado.

Este apeló y sostuvo  que la otra parte no cumplió con sus obligaciones, por lo que, de acuerdo a la excepción de incumplimiento contractual, no tenía derecho a exigirle el cumplimiento de la suyas.

Por otro lado, sostiene que pagó la suma adeudada, ya que tomó la cotización del dólar de acuerdo a lo que determina el Banco Central.

En la Alzada, el vocal preopinante es el Dr. Kiper, quien comienza por destacar que “fuera de que el recurrente no indica cuáles son las obligaciones no cumplidas que justificaría la exceptio non adimpleti contractus, lo cierto es que esta cuestión no fue planteada al contestar la demanda y reconvenir…

Al ser así, no puede ahora en la Cámara introducirla.” (la negrita es nuestra)

En cuanto a la propuesta del demandado sobre cancelar la obligación en pesos al cambio oficial que fija el Banco Central, recordemos que uno de los cambios más grandes que surge del Código Civil y Comercial (CCC) es el relativo al régimen de las obligaciones de dar moneda extranjera, dado que, si bien el Anteproyecto de Código establecía un régimen similar al del Código Civil derogado, luego de la reforma dispuesta por la ley 23.928, en materia de obligaciones de dar moneda extranjera, en el texto definitivo, esto se modificó y el CCC regula la cuestión como lo hacía el Código Civil….en su redacción original.

Veamos el CCC y el Código Civil derogado:

ARTICULO 765 CCC.- Concepto. La obligación es de dar dinero si el deudor debe cierta cantidad de moneda, determinada o determinable, al momento de constitución de la obligación. Si por el acto por el que se ha constituido la obligación, se estipuló dar moneda que no sea de curso legal en la República, la obligación debe considerarse como de dar cantidades de cosas y el deudor puede liberarse dando el equivalente en moneda de curso legal.

ARTICULO 766.CCC- Obligación del deudor. El deudor debe entregar la cantidad correspondiente de la especie designada.

 

Art. 617 Código Civil derogado. Si por el acto por el que se ha constituido la obligación, se hubiere estipulado dar moneda que no sea de curso legal en la República, la obligación debe considerarse como de dar sumas de dinero.

(Artículo sustituido por art. 11. de la Ley N° 23.928 B.O. 28/3/1991.)

 

Art. 619 Código Civil derogado. Si la obligación del deudor fuese de entregar una suma de determinada especie o calidad de moneda, cumple la obligación dando la especie designada, el día de su vencimiento.

(Artículo sustituido por art. 11 de la Ley N° 23.928 B.O. 28/3/1991.)

 

La modificación es sustancial:

En el Código Civil derogado, el que debe 10.000 dólares estadounidenses solo cumple entregando 10.000 dólares estadounidenses.

En el CCC, el que debe  10.000 dólares estadounidenses cumple entregando 10.000 dólares estadounidenses o el equivalente en moneda de curso legal.

Respecto de la aplicabilidad del CCC al caso, Justamente, uno de los puntos en discusión en la actualidad es si el art. 765 CCC es una norma supletoria o de orden público.

Si es supletoria puede ser dejada de lado por pacto en contrario, siempre y cuando se trate de un contrato “negociado” o “paritario” y además, no se aplica a los contratos celebrados durante la vigencia del Código derogado, que se encuentren en curso de ejecución, salvo que se trate de un contrato de consumo, en cuyo caso se aplican las normas más favorables al consumidor (conf. art. 7° in fine CCC)

Decimos que si el art. 765 es norma supletoria puede ser dejada de lado por pacto en contrario, siempre y cuando se trate de un contrato “negociado” o “paritario”, porque, por aplicación del art. 988 inc. b CCC, si se trata de un contrato celebrado por adhesión a cláusulas generales predispuestas o de un contrato de consumo (esto conforme a la remisión efectuada por el art. 1117 CCC), la renuncia del deudor –adherente o del deudor – consumidor de su derecho de pagar dando el equivalente en moneda de curso legal debe tenerse por no escrita.

Respecto de esta cuestión, en el fallo en análisis solo se expresa que “conforme a lo establecido en el Código Civil y Comercial las normas legales relativas a los contratos son supletorias de la voluntad de las partes a menos que de su modo de expresión, de su contenido o su contexto resulten de carácter indisponible y de acuerdo con lo previsto en el art. 7º del referido cuerpo normativo, cuando la norma es supletoria no se aplica a los contratos en curso de ejecución, se debe aplicar la normativa supletoria vigente al momento de la celebración del contrato.” (la negrita es nuestra)

Por lo anterior, cancelar la obligación en pesos al cambio oficial que fija el Banco Central, como propone el demandado “…se aparta notoriamente de lo expresamente pactado por las partes,.. En efecto, son muy claras las cláusulas del boleto de compraventa…

Además, no hay imposibilidad de obtener moneda extranjera en virtud de las disposiciones dictadas por el poder público, ya que existen otras operaciones de tipo cambiario y bursátil que habilitan a los particulares, a adquirir los dólares estadounidenses, necesarios para cancelar la obligación asumida, a través de la adquisición y el posterior canje de determinados bonos.” (la negrita es nuestra)

Vale decir, implícitamente, se consideró que el art. 765 CCC es supletorio y, por lo tanto, inaplicable al presente contrato.

Cabe destacar que en el caso no se invocó ni analizó si se trataba de un contrato de consumo.

Al respecto, el art. 7 CCC, prevé la aplicación de las “nuevas leyes supletorias” a los contratos de consumo que se encuentren en ejecución.

Entendemos que se refiere a la “aplicación inmediata” y no a la “aplicación retroactiva”,  por remisión a lo expresado en los dos primeros párrafos del citado artículo, que se transcriben a continuación:

ARTICULO 7°.- Eficacia temporal. A partir de su entrada en vigencia, las leyes se aplican a las consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas existentes.

La leyes no tienen efecto retroactivo, sean o no de orden público, excepto disposición en contrario. La retroactividad establecida por la ley no puede afectar derechos amparados por garantías constitucionales.

En definitiva, siendo compartido el criterio del preopinante se decidió confirmar la sentencia recurrida en todas las cuestiones que decide.

NOTA RELACIONADA

Dr. Jorge Oscar Rossi

 

Abogado (U.B.A.). Director del Boletín Jurídico del Colegio de Abogados de Morón. Profesor Titular de la asignatura Régimen Jurídico de los Consumidores y Usuarios y Adjunto de Obligaciones Civiles y Comerciales, Contratos Civiles y Comerciales y Derechos Reales en la Universidad Abierta Interamericana. Autor de “Responsabilidad Civil & Daños”, de Ediciones D&D, año 2009

 
Archivos Adjuntos:

DESCARGUE EL FALLO COMPLETO (FUENTE: www.cij.gov.ar)

 
 
 
CAM - Colegio de Abogados de Morón   
 
Bartolomé Mitre 964  •  Morón  •  4629-0404 •  info@camoron.org.ar