BLOGS DE INSTITUTOS
    Instituto de Internacional Privado  
    Instituto de Niñez y Adolescencia  
    Instituto Virtual Derecho Penal y Politica Criminal  
    Instituto de Derecho Procesal Penal  
    Comisión de Discapacidad  
    Comisión de Cuestiones Penitenciarias  
    Instituto de Derecho Administrativo  
    Instituto de Derecho Informático  
    Instituto de Derecho Procesal Civil  
    Instituto de Investigación  
 
LINKS DE INTERES
 
 
 
 
 
 
 
 
22/02/2016
Solución extrema (II): Sentencia nula por no aplicar el Código vigente al momento de los hechos
La Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Bahía Blanca declaró la nulidad de una sentencia de primera instancia que aplicó el Código Civil y Comercial para resolver un caso en el que se discutía la existencia de un derecho real de habitación vitalicio y gratuito a favor del cónyuge supérstite. El Tribunal destacó que la cuestión debía resolverse aplicando los preceptos del Código Civil, por ser la norma vigente al momento del fallecimiento del causante. TEXTO COMPLETO DEL FALLO
 

Así lo dispuso la Sala II, en los autos “YACOMELLA, ELISABET SANDRA Y OTRA CONTRA MONDACA, ANA MARÍA SOBRE INCIDENTE DE FIJACIÓN Y COBRO DE CANON LOCATIVO”

Las partes (Elisabet Sandra Yacomella, Alicia Silvina Yacomella - actoras- y Ana María Mondaca -demandada-) son coherederas de Jorge Yacomella, quien falleció varios años atrás, en cuyo patrimonio existía un inmueble rural que se transmitió por sucesión a las partes y hoy ocupa la accionada Ana María Mondaca.

Las actoras pretenden la fijación y el cobro de un canon locativo. En su réplica, la demandada impetró que se le reconozca el derecho real de habitación vitalicio y gratuito que el art. 3573 bis del viejo Código Civil concedía al cónyuge supérstite.

El juez de primera instancia acogió la demanda y rechazó el derecho real de habitación invocado, aplicando el Código Civil y Comercial que entró en vigencia el 1° de agosto de 2015, entendiendo que subsumir la cuestión en el Código Civil derogado implicaría darle una ultra actividad improcedente.

Apeló la demandada, agraviándose que no se le haya reconocido el derecho real de habitación que le corresponde tanto por el art. 3573 bis del Código Civil, como por el art. 2383 del nuevo Código Civil y Comercial.

Resulta útil comparar ambos Códigos, respecto de la forma en que regulan el derecho de habitación del cónyuge supérstite:

Art. 3.573 bis. Código Civil Si a la muerte del causante éste dejare un solo inmueble habitable como integrante del haber hereditario y que hubiera constituido el hogar conyugal, cuya estimación no sobrepasare el indicado como límite máximo a las viviendas para ser declaradas bien de familia, y concurrieren otras personas con vocación hereditaria o como legatarios, el cónyuge supérstite tendrá derecho real de habitación en forma vitalicia y gratuita. Este derecho se perderá si el cónyuge supérstite contrajere nuevas nupcias.

 

ARTICULO 2383. Código Civil y Comercial- Derecho real de habitación del cónyuge supérstite. El cónyuge supérstite tiene derecho real de habitación vitalicio y gratuito de pleno derecho sobre el inmueble de propiedad del causante, que constituyó el último hogar conyugal, y que a la apertura de la sucesión no se encontraba en condominio con otras personas. Este derecho es inoponible a los acreedores del causante.

En la Alzada, el vocal preopinante fue el Dr. Peralta Mariscal, quien destacó que “el recurso de apelación comprende el de nulidad por defectos de la sentencia (art. 253 del Código Procesal Civil y Comercial) y, en la especie, corresponde invalidar el pronunciamiento de primera instancia por haber fallado con base en Derecho no vigente.” (la negrita es nuestra)

Posteriormente, luego de reseñar doctrina y jurisprudencia referente al art. 7 del Código Civil y Comercial (CCC), que se ocupa de la aplicación temporal de las normas, el camarista concluyó en que el derecho real de habitación de la cónyuge supérstite del causante fue adquirido, o no lo fue, el día del fallecimiento del de cujus, época en la que regía el Código Civil (arts. 3282, 3283 y conc. del referido cuerpo normativo, con los que concuerda el nuevo Código en los arts. 2277, 2280 y 2323 entre muchos otros). La sentencia que resuelve esta litis solo puede declarar que ese derecho fue o no adquirido en aquel momento; no puede aplicarse el Código Civil y Comercial, pues ello significaría volver sobre un derecho que se pretende adquirido al amparo de una ley anterior, dándole efecto retroactivo en contravención al art. 7° del nuevo Código”. (la negrita es nuestra)

Dicho de otra manera, si lo que se discute en el presente caso es si la demandada tiene o no tiene derecho de habitación vitalicio y gratuito desde el momento del fallecimiento del causante (época en la que regía el Código Civil), de lo cual depende la procedencia o no del reclamo de un canon locativo por el tiempo que lleva ocupando el inmueble, entonces debe aplicarse el Código vigente en esa época, pues es esa norma la que daba existencia y exigibilidad a ese presunto derecho.

Por lo tanto, para el preopinante, “…la sentencia que ha fallado el caso bajo normas jurídicas no vigentes se ha apartado irremediablemente del mandato establecido en el art. 171 de la Constitución Provincial y en el inciso 5° del art. 163 del Código Procesal Civil y Comercial, no pudiendo decirse a priori que la solución no cambia, pues para ello hay que juzgar el asunto en función de la vieja ley y comparar las soluciones, lo que no debe hacer este tribunal dada su función estrictamente revisora.” (la negrita es nuestra)

Siendo compartido este criterio, se resolvió declarar nula la sentencia de primera instancia y “disponer que un juez hábil dicte un nuevo pronunciamiento basado en la normativa vigente al momento del fallecimiento del causante, sin costas de alzada”.

NOTA RELACIONADA: La Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Bahía Blanca declaró la nulidad de una sentencia de primera instancia que aplicó el Código Civil y Comercial para resolver un caso de responsabilidad civil originado en un accidente de tránsito producido en el año 2009. El Tribunal destacó que la cuestión debía resolverse aplicando los preceptos del Código Civil, por ser la norma vigente al momento del hecho. 

Dr. Jorge Oscar Rossi

 

Abogado (U.B.A.). Director del Boletín Jurídico del Colegio de Abogados de Morón. Profesor Titular de la asignatura Régimen Jurídico de los Consumidores y Usuarios y Adjunto de Obligaciones Civiles y Comerciales, Contratos Civiles y Comerciales y Derechos Reales en la Universidad Abierta Interamericana. Autor de “Responsabilidad Civil & Daños”, de Ediciones D&D, año 2009

 
Archivos Adjuntos:

DESCARGUE EL FALLO COMPLETO (FUENTE: www.scba.gov.ar)

 
 
 
CAM - Colegio de Abogados de Morón   
 
Bartolomé Mitre 964  •  Morón  •  4629-0404 •  info@camoron.org.ar