BLOGS DE INSTITUTOS
    Instituto de Internacional Privado  
    Instituto de Niñez y Adolescencia  
    Instituto Virtual Derecho Penal y Politica Criminal  
    Instituto de Derecho Procesal Penal  
    Comisión de Discapacidad  
    Comisión de Cuestiones Penitenciarias  
    Instituto de Derecho Administrativo  
    Instituto de Derecho Informático  
    Instituto de Derecho Procesal Civil  
    Instituto de Investigación  
 
LINKS DE INTERES
 
 
 
 
 
 
 
 
02/11/2015
Obligaciones de dar moneda extranjera y Nuevo Código: Si se acordó el pago en dólares y se pactaron alternativas para el caso de no poder adquirir esa moneda, no hay nada que discutir
En una ejecución hipotecaria, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil reiteró que el art. 765 del Código Civil y Comercial, que permite al deudor de una obligación de dar moneda extranjera liberarse dando el equivalente en moneda de curso legal es una norma supletoria y, por lo tanto, puede ser dejada de lado por pacto en contrario y además, no se aplica a los contratos celebrados durante la vigencia del Código derogado, que se encuentren en curso de ejecución. También destacó que las partes habían previsto expresamente que, frente a la imposibilidad de adquirir dólares, el deudor podría liberarse de la obligación mediante otras alternativas, lo cual justifica el rechazo de la apelación. TEXTO COMPLETO DEL FALLO
 

Así lo dispuso el 14 de octubre la Sala F, en autos  “ALVAREZ, JOSÉ ANTONIO Y OT. C/ PROYECCIÓN MÉDICA S.A. S/ EJECUCIÓN HIPOTECARIA”. 

Se trata de un mutuo hipotecario de U$S 750.000 donde se había pactado que los pagos debían efectuarse en dicha dólares estadounidenses, o bien, para el supuesto de que no pueda adquirirse la moneda pactada, la cantidad de pesos que fuese necesaria para adquirir en la Bolsa de Buenos Aires o en el Mercado Abierto Electrónico S.A. una cantidad de bonos externos de la República Argentina, de cualquier serie y valor o ante la falta, insuficiencia, o ausencia de Bónex, cualquier otro título público pagadero en dólares estadounidenses, entre otras alternativas acordadas en la cláusula sexta del referido contrato.

El tema llega a la Cámara en virtud del recurso de apelación interpuesto por la parte demandada contra el pronunciamiento, en el cual el juez de primera instancia rechazó las excepciones interpuestas y el planteo de inconstitucionalidad de las comunicaciones “A” 5318 “A” 5330 “A” 5339 del Banco Central de la República Argentina RG 3210/2011 y, en consecuencia, mandó a llevar adelante la ejecución hasta hacerse íntegro pago al acreedor del capital adeudado.

En la Alzada, el Tribunal integrado por los Dres. Eduardo A. Zannoni, Fernando Posse Saguier y José Luis Galmarini destacó que el recurrente no discute ni rebate que “efectuó dos pagos en moneda extranjera con posterioridad a las restricciones bancarias y la alternativa u opción establecida en la cláusula sexta del mutuo hipotecario no dejan margen de dudas de que pudo haber cumplido con la obligación asumida y así no lo hizo.” (la negrita es nuestra)

Asimismo, “cabe reseñar que las normas legales relativas a los contratos son supletorias de la voluntad de las partes a menos que de su modo de expresión, de su contenido o su contexto resulte de carácter indisponible (art. 962). El art. 7 del Código Civil y Comercial dispuso que cuando la norma es supletoria no se aplica a los contratos en curso de ejecución, debiéndose aplicar por tanto la normativa supletoria vigente al momento de la celebración del contrato (Conf. Tobías, José W. en “Código Civil y Comercial Comentado. Tratado Exegético.” dirigido por Alterini, Jorge H. pag. 48/49).

El art. 765 del Código Civil y Comercial no resulta ser de orden público, y por no resultar una norma imperativa no habría inconvenientes en que las partes en uso de la autonomía de la voluntad (arts. 958 y 962 del código citado) pacten -como dice el art. 766 del mismo ordenamiento-, que el deudor debe entregar la cantidad correspondiente en la especie designada (Ossola, Federico Alejandro en Lorenzetti, Ricardo Luis, “Código Civil y Comercial de la Nación Comentado”, T. V, pág. 126, Rubinzal-Culzoni Editores Santa Fe 2015).” (la negrita es nuestra)

Cabe recordar que a idéntica conclusión había llegado esta misma Sala el 25 de agosto, en autos “FAU, MARTA RENEE C/ABECIAN, CARLOS ALBERTO Y OTROS S/ CONSIGNACIÓN” –“LIBSON, TEODORO Y OTROS C/ FAU, MARTA RENEE S/ EJECUCIÓN HIPOTECARIA”. 

Por ende, siendo el art. 765 norma supletoria puede ser dejada de lado por pacto en contrario, siempre y cuando se trate de un contrato “negociado” o “paritario” y además, no se aplica a los contratos celebrados durante la vigencia del Código derogado, que se encuentren en curso de ejecución, salvo que se trate de un contrato de consumo, en cuyo caso se aplican las normas más favorables al consumidor (conf. art. 7° in fine CCC)

Decimos que si el art. 765 es norma supletoria puede ser dejada de lado por pacto en contrario, siempre y cuando se trate de un contrato “negociado” o “paritario”, porque, por aplicación del art. 988 inc. b CCC, si se trata de un contrato celebrado por adhesión a cláusulas generales predispuestas o de un contrato de consumo (esto conforme a la remisión efectuada por el art. 1117 CCC), la renuncia del deudor –adherente o del deudor – consumidor de su derecho de pagar dando el equivalente en moneda de curso legal debe tenerse por no escrita.

Volviendo al caso en análisis, del mismo no surge que se trate de un contrato celebrado por adhesión a cláusulas generales predispuestas o de un contrato de consumo.

Por otro lado, en relación con la alegada imposibilidad de obtener dólares, derivada de las restricciones cambiarias, los jueces puntualizan que “el deudor no ofreció cumplir con lo dispuesto por la cláusula sexta ni depositó lo que consideró pertinente.

Como se ve, las partes han previsto expresamente que frente a la imposibilidad en la adquisición de dólares el deudor podría liberarse de la obligación mediante otras alternativas, lo cual justifica el rechazo de las señaladas defensas tal como acertadamente lo decidiera el anterior magistrado.”

Siendo compartido este criterio por los restantes integrantes del Tribunal, se resuelve confirmar el pronunciamiento de primera instancia.

NOTA RELACIONADA

Dr. Jorge Oscar Rossi

 

 Abogado (U.B.A.). Director del Boletín Jurídico del Colegio de Abogados de Morón. Profesor Titular de la asignatura Régimen Jurídico de los Consumidores y Usuarios y Adjunto de Obligaciones Civiles y Comerciales, Contratos Civiles y Comerciales y Derechos Reales en la Universidad Abierta Interamericana. Autor de “Responsabilidad Civil & Daños”, de Ediciones D&D, año 2009

 
Archivos Adjuntos:

DESCARGUE EL FALLO COMPLETO (FUENTE: www.infojus.gov.ar)

 
 
 
CAM - Colegio de Abogados de Morón   
 
Bartolomé Mitre 964  •  Morón  •  4629-0404 •  info@camoron.org.ar