BLOGS DE INSTITUTOS
    Instituto de Internacional Privado  
    Instituto de Niñez y Adolescencia  
    Instituto Virtual Derecho Penal y Politica Criminal  
    Instituto de Derecho Procesal Penal  
    Comisión de Discapacidad  
    Comisión de Cuestiones Penitenciarias  
    Instituto de Derecho Administrativo  
    Instituto de Derecho Informático  
    Instituto de Derecho Procesal Civil  
    Instituto de Investigación  
 
LINKS DE INTERES
 
 
 
 
 
 
 
 
31/03/2014
Una cosa es hacer una propuesta y otra cosa es hacer un testamento
La Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Junín revocó la sentencia que decretaba la validez de una carta como testamento ológrafo, por el cual el causante confería su vivienda y sus herramientas de trabajo a un municipio, para que luego de su muerte, éstos tengan como destino una pensión de estudiantes o un museo de arte. El Tribunal consideró que la carta presentada en autos no exterioriza la voluntad firme e incondicionada del causante de disponer testamentariamente de sus bienes, sino que refleja “un proyecto o en el mejor de los casos de una propuesta de donación”. TEXTO COMPLETO DEL FALLO
 

Así lo resolvió, en los autos "ALONSO ISMAEL HORACIO S/SUCESION TESTAMENTARIA".

En la sentencia de primera instancia se decretó la validez del testamento ológrafo presentado en autos y se ordenó la protocolización del mismo. Así, se desestimó la pretensión deducida por los herederos intestados del causante, tendiente a que se declare la inexistencia del testamento.

La jueza de primera instancia dejó sentada su postura a favor de reconocer validez a los testamentos redactados como una carta, por considerar que lo que pretendió el legislador fue solamente excluir a las cartas propiamente dichas pero no aquellas que con apariencia de tales constituyen verdaderos testamentos.

Recordó que en materia de interpretación testamentaria rige el principio favor testamenti y el de descubrir lo querido por el testador.

Partiendo de estas premisas, entendió que el Sr. Alonso claramente indicó su intención de conferir a su vivienda y a sus herramientas de trabajo al municipio local para que luego de su muerte, éstos tengan como destino una pensión de estudiantes o un museo de arte.

Finalmente, señaló que el término donar utilizado en el instrumento debe ser interpretado no en el sentido jurídico, sino que, del resto de la terminología utilizada, el causante estaba efectuando una manifestación de voluntad para el momento de su muerte.

Apelado el fallo, en la Alzada, el vocal preopinante fue el Dr. Guardiola, quien señaló que “lo decisivo…será deslindar el proyecto o la promesa de un testamento, más allá del medio o estilo empleado…, por lo que no habrá testamento si se expresa o surge la intención de realizar la disposición por un acto posterior, como apunta Fassi ("Tratado de los testamentos" Depalma Vol 1 p. 130/131), quien agrega como criterio que comparto que en el supuesto bajo análisis "en la duda, no debe privar el favor testamentum. La simplificación de formas que supone el testamento ológrafo, impone la necesidad de certeza de que el acto no es un mero proyecto ni una promesa, sino expresión de una voluntad firme y deliberada. El que hace un acto tan serio no puede conformarse con encerrarlo en una carta, o en un escrito redactado como carta, sin imprimirle el sello de su voluntad testamentaria indudable, que debe surgir del instrumento mismo". (la negrita es nuestra)

Con estos lineamientos, “de la lectura de la carta fechada el 8/4/2011 del causante…resulta evidente tal como sostienen los recurrentes que no estamos en presencia de una disposición testamentaria, sino en ante un proyecto o en el mejor de los casos de una propuesta de donación.” (la negrita es nuestra)

Para entenderlo así, el magistrado tiene en cuenta, entre otros, los siguientes párrafos de la misiva:

* “…en uno de los primeros párrafos dice a los destinatarios "me ayuden a ver si ésta propuesta es de muy poca humildad"; (la negrita es nuestra)

* “…luego "Quiero donar mi casa con todo su contenido, título de propiedad y yo incluido." (...)"Propongo que a mi muerte se convierta en una pensión...", "Ustedes van a reelección. Si no son elegidos tendrá la certeza de ser los iniciadores de este proyecto..."; (la negrita es nuestra)

* "Por eso me gustaría tanto que podamos reunirnos así yo puedo explicar personalmente la idea. Con la esperanza de que esta sea un acuerdo de partes y no le demos ahora difusión a comentarios públicos."

Para el camarista, “harto elocuentes son tales expresiones -salvo que se las fuerce en aras al interés filantrópico y altruista ínsito a la misiva – para interpretar sin hesitaciones que este instrumento no exterioriza la voluntad firme e incondicionada de Alonso de disponer testamentariamente de sus bienes (arts. 3606 y 3607 C. Civil).” (la negrita es nuestra)

En definitiva, “testar es el acto unilateral por antonomasia (y) no depende de acuerdos a los que se subordine la voluntad de disponer.” (la negrita es nuestra)

Siendo compartido este criterio, se resolvió revocar la sentencia y, en consecuencia, declarar la invalidez del instrumento de autos como testamento ológrafo de Ismael Horacio Alonso.

Dr. Jorge Oscar Rossi

Director del Boletín Jurídico del CAM

 
Archivos Adjuntos:

DESCARGUE EL FALLO COMPLETO (FUENTE: www.scba.gov.ar)

 
 
 
CAM - Colegio de Abogados de Morón   
 
Bartolomé Mitre 964  •  Morón  •  4629-0404 •  info@camoron.org.ar